Archivo de la categoría: Lengua maya

Periodo Posclásico de la Historia Maya: el poder se establece en Yucatán y se extiende hasta la Riviera Maya

 

tulum.jpg

En el Periodo Posclásico de la Historia Maya, los centros de poder se trasladan poco a poco hacia la Península de Yucatán, principalmente a las ciudades de Mayapán y Chichén Itzá, pero también a las nuevas ciudades de Tulum y San Gervasio, situadas en la Riviera Maya.

El periodo abarca, aproximadamente, desde el año 1000 hasta el 1697 y comienza tras el abandono de muchos de los centros teocráticos donde hasta entonces se había concentrado el poder. En esta época, los gobernantes tienen un marcado carácter militarista.

Los precursores del nuevo poder provenían del sur de Tabasco, se les conoce como putunes y tenían importantes alianzas con los habitantes del centro de México, los toltecas, hasta el punto de que hay investigadores que afirman que el mismo rey Quetzalcoatl, expulsado de sus dominios, había sido recibido por los putunes e instalado en Chichén Itzá. Pero según otras fuentes, esto sería de todo punto imposible a causa de las fechas discordantes entre la vida de Quetzalcoatl y el apogeo de Chichén Itzá.

Los putunes tenían varias ramas. Una de las más poderosas era la de los itzaes, que fueron los que conquistaron Chichén y le añadieron Itzá, o “de los itzaes”. Al parecer, itzaes significa “aquellos que hablan la lengua entrecortadamente”, curioso. Pues bien, estos itzaes fueron los que más influencia tuvieron en la actual Riviera Maya.

Grandes navegantes por tradición, los putunes itzaes desarrollaron un gran poder comercial, usando las extensas redes de ríos internos que recorren el actual Estado mexicano de Quintana Roo. Se apropiaron de los puertos que habían funcionado hasta entonces bajo la influencia de los mayas asentados en el norte de la actual Guatemala, como el de Xel-Há, y construyeron otros nuevos como el de la isla Cozumel, Tulum o el de Polé, actualmente conocido como Xcaret. Desde estas posiciones costeras fueron penetrando hacia el interior hasta hacerse con el control de toda la parte oriental de la Península de Yucatán.

tayasal.jpgLas pujantes ciudades Estado de Mayapán y Chichén Itzá, de los cocomes y los itzaes, mantenía al comienzo de este Periodo Posclásico una alianza con una de las ciudades supervivientes del Perico Clásico, Uxmal, de los xiu, alianza conocida con el nombre de Liga de Mayapán. Esta alianza duró nada menos que cien años, pero finalizada la misma se desarrollaron las guerras entre los antiguos aliados; el caos y la derrota se apoderó de los itzaes, que abandonaron la zona para refugiarse en las selvas de El Petén, al norte de Guatemala, donde fundaron una ciudad en la isla de Tayasal, en el lago de Petén Itzá.

Mientras, Mayapán se hacía con el control de toda la zona, control que mantendría hasta el 1441, fecha en la que el rey de Uxmal arrasó la ciudad y asesinó a toda la familia real.

Acabado el dominio de Mayapán sobre la Península de Yucatán, esta se dividió en al menos 16 cacicazgos distintos enfrentados entre si en cruentas guerras. El Imperio se desmorona. Para colmo, en 1464 se produce un huracán terrible que devasta la zona y unos años más tarde se desata una virulenta epidemia de peste.

En plena decadencia, pues, llegaron los conquistadores españoles, que aprovecharon la debilidad y las peleas del Imperio Maya para ocupar con facilidad todo su territorio.  Y aunque posteriormente se produjeron algunas revueltas mayas en Yucatán y Chiapas, los españoles toman la última ciudad maya de Tayasal en 1697.

Francisco Cenamor

The Fives blog Playa del Carmen

Publicidad: Visita a nuestro patrocinador: The Fives Resort & Private Residences

Subscripción al Blog The Fives

Blog The Fives USA

La escritura de los mayas, una maravilla histórica para descubrir en nuestras visitas a la Riviera Maya

 

glifos.gif

El lenguaje escrito que usaban los mayas es, hasta el momento, el único lenguaje precolombino de Mesoamérica que los investigadores han logrado descifrar. Uno de los principales problemas para su estudio es que algunos conquistadores españoles, principalmente religiosos, destruyeron todos los libros que existían, contra el criterio de otros españoles, algunos también religiosos, que querían conocer esa cultura. Así que la única forma posible de estudiar esta lengua ha sido a través de las inscripciones que se han conservado en los monumentos y objetos que todavía se pueden contemplar.

Solamente hay constancia de la existencia actual de tres códices, los llamados de Dresde, de Madrid y de París, lugares donde se conservan. Pero de estos códices y de las escrituras mayas en caracteres latinos se desprende el conocimiento de una cultura sumamente desarrollada que disponía de libros sobre todas las materias habituales en la escritura de los seres humanos en la época: naturaleza, ciencia, religión, política… Una cultura cuyo interés se está popularizando en los últimos años y que sin duda podemos observar de cerca en la Riviera Maya.

Las primeras inscripciones en las que se puede hablar de lengua maya datan del siglo tercero antes de nuestra era. Este sistema de escritura, con sus evoluciones, se mantuvo hasta muy poco después de la llegada de los españoles. Tayasal, en la actual Guatemala, fue el último reducto de la escritura maya hasta su caída en 1697.

Se compone de dos tipos de glifos (carácter grabado o pintado), unos manifiestan una expresión completa y otros son un sistema silabario complementario. Quienes escribían en esta lengua tenían a su disposición hasta cerca de 800 signos diferentes. Al comienzo de su estudio, y por comparación con la escritura egipcia, los primeros exploradores europeos de los siglos XVIII y XIX consideraban a esta escritura como jeroglífica. Más tarde se descubrió que apenas hay relación entre ambas escrituras.

codices.jpg

Durante el Periodo clásico de la civilización Maya (320 a 987 después de nuestra era, aprox.), momento de mayor desarrollo de la escritura maya, su sistema de escritura era usado en dos ramas distintas: el Ch’olan, situado al sur de México, Guatemala, Belice y norte de Honduras, y el yucateca, de la actual Península del Yucatán, donde se encuentra la Riviera Maya. A pesar de sus diferencias, ambas vertientes del maya se influenciaban la una a la otra.

La lengua maya continuó usándose después de la conquista, pero adoptó los caracteres latinos. Gracias a eso, actualmente podemos leer aún abundante literatura maya, entre ella diversos libros de leyendas, historias y tradiciones mayas. Actualmente, seis millones de personas hablan el maya, repartidos entre México, Guatemala y Belice, aunque siguen utilizando el alfabeto latino para la escritura.

Curiosidades de la Historia, precisamente la persona que se jactaba de haber destruido todos los libros mayas, o, al menos, la mayoría, el obispo español Diego de Landa, fue quien dio una de las claves para descubrir su significado. En su libro Relación de las cosas del Yucatán (hay una edición de la editorial Dastin, 2003), incluyó un erróneo catálogo de glifos mayas, con su equivalencia en castellano pensando que cada glifo correspondía a una letra, o sea, que los mayas también usaban un alfabeto. Así que preguntó a un nativo las equivalencias con el castellano una a una, ‘a’, ‘b’, ‘c’… Más tarde se descubrió que se trataba de un silabario y algunos de los glifos que señaló el anónimo maya a Diego de Landa se correspondían con esas sílabas: ‘a’, ‘be’, ‘ce’…

Por cierto, es de agradecer que la web de la Fundación para el avance de los estudios mesoamericanos ponga a disposición de quienes estén interesados en esta lengua un completo manual gratuito para su estudio. Aquí lo puedes obtener.

Francisco Cenamor

The Fives blog Playa del Carmen

Publicidad: Visita a nuestro patrocinador: The Fives Resort & Private Residences

Subscripción al Blog The Fives

Dioses y diosas en la civilización maya

otras_mayas_tor2.jpg Como la mayoría de las civilizaciones que han existido en nuestro planeta, los mayas eran politeístas. Sus dioses estaban sacados directamente de la relación que establecían con la Naturaleza y con los astros, a los que los mayas observaban con detenimiento. Aunque el tipo de creencias y dioses permaneció más o menos constante a lo largo de la Historia maya, hemos observado que algunos estudiosos de la religión maya establecen un periodo anterior a la influencia de los toltecas y otro posterior.

Pero en términos generales, se puede afirmar que el dios más importante sería Hunab Kú (en maya, “solo dios”), un dios omnipotente que gobernaba el planeta, servido por diversas deidades secundarias. Una aparente contradicción este dios único acompañado de toda una cohorte de dioses.

Hunab Kú construyó el mundo tres veces. La primera fue habitado por genios; la segunda por una siniestra y oscura raza llamada dzolob; y la tercera y última por los mayas. Hay constancia de la creencia en otros dioses engendradores como Tepeu y Gocumaz, seguramente relacionados con el primero.

Pero de este dios, el nombre que nos ha llegado con más fuerza, es, sin duda, y seguramente debido a los hallazgos arqueológicos, el de Kukulkán, que en maya significa “serpiente emplumada”, lo que le ha valido que se le emparente con el Quetzalcoatl de los aztecas. Este nombre empezó a utilizarse por la fuerte influencia de los toltecas. Al margen del nombre concreto, se cree que la fe en este dios es anterior a los mayas y se encuentra en otras culturas de América Central. Los mayas creían que su corazón y su mente estaban en el centro del universo y que era el creador del universo y de los humanos.

Los astros fueron dando nombre a otros dioses en esta época: el sol, Kin; la luna, Uh; Venus, Noh Ek; la estrella del norte Xaman Ek…; y otros más de menor importancia. También los fenómenos naturales dieron lugar a nuevos dioses: Chaac, el dios de la lluvia; Ik, el dios del viento; o Yum Kak, el dios del fuego.

Las actividades humanas también tenían sus propios dioses, así, Yum Kax era el dios de la agricultura; Ek Chuah, el de la guerra; Itzamná sería el de la sabiduría; Ix Tab era la diosa de los suicidios, curiosamente, en referencia a los sacrificios, ya que pensaban que los suicidas iban directos al paraíso o al cielo; y el dios de la muerte era Ah Puch. Después existía un dios para cada día del año maya y otro para cada año.

ix-chel.jpg

Tal vez por detrás de Kukulkán en importancia haya dos dioses. Itzam Ná, hijo de Hunab Kú, era el dios del cielo, de la noche y el día, representado como un anciano bondadoso y desdentado. Se le atribuía la creación de los libros y la escritura y está considerado como el primer sacerdote.

Ix Chel o Ixchel vendría a ser la esposa del anterior, muy relacionada con la luna, fue venerada especialmente por las mujeres y en Isla Mujeres, precisamente, existen restos de un templo de peregrinación al que acudían las mujeres a celebrar su paso de la adolescencia a la juventud. Pero, a pesar de dársele atributos especialmente simpáticos, era representada como una vieja enfadada rodeada de símbolos de destrucción y muerte; es más se la considera la diosa responsable de las inundaciones.

(Dibujo de Ixchel bajo licencia Creative Commons tomado de esta web)

Francisco Cenamor

The Fives blog Playa del Carmen

Publicidad: Visita a nuestro patrocinador: The Fives Resort & Private Residences

Subscripción al Blog The Fives

Isla Contoy, el paraíso de los pájaros al norte de la Riviera Maya

aves-en-contoy.jpg

El Parque Nacional Isla Contoy marca el punto de unión entre el Mar Caribe y las aguas del Golfo de México. Desde Playa del Carmen, la mejor forma de ir es tomando un ferry desde el puerto de Cancún, aunque también se puede salir desde Puerto Juárez, Punta Sam o Isla Mujeres. Dependiendo de donde tomemos el barco y el tipo de barco, la travesía viene a durar entre una y dos horas. La mayor duración será desde Cancún, situada más al sur de los cuatro puntos de salidas.

Es un paraíso para las aves altamente protegido, por lo que tan solo se permiten 200 visitantes diarios, así que conviene contratar con antelación nuestra visita. En hoteles y agencias de Playa del Carmen encontraremos ofertas de tours hacia esta Isla. Son tours de un día.

Algunos de estos tours ofrecen una de las experiencias más emocionantes que podemos vivir en nuestra estancia en la Riviera Maya: la inmersión con tiburones ballena.

tiburon.jpg Una jornada normal en Isla Contoy incluye, además del tradicional snorkel, una visita a un pequeño museo donde nos explicarán todo sobre esta isla, la subida a un mirador de 20 metros desde donde podremos observarla prácticamente entera, el paseo por dos senderos interpretativos durante el que podremos observar su rica flora y fauna. En los únicos comedores que hay en la isla, nos ofrecerán una degustación gastronómica de los ricos productos del mar.

Opcionalmente se puede contratar un recorrido a la laguna Puerto Viejo, el lugar de anidamiento del pelícano café más grande de la zona. El suplemento que se cobra por esta visita está destinado a financiar la conservación del Parque Nacional Isla Contoy.

Parece que su nombre puede deberse a la palabra maya “pontoj”, que quiere decir pelícano. Por diversos hallazgos de conchas y cerámica, se sabe que esta isla comenzó a ser habitada de manera continua desde el 300-200 antes de nuestra era. Durante el esplendor maya formó parte de una basta red de navegación comercial. Francisco Fernández de Córdoba, primer español en alcanzar México, se topó con esta isla tras salir de Cuba y enfrentarse con una gran tormenta.

Por ella pasaron los más famosos piratas del Caribe y se cree que sus aguas están repletas de los restos de decenas de naves hundidas con ricos tesoros aún por descubrir.

Tiene una longitud de 8,75 kilómetros y una superficie de 230 hectáreas. Es el lugar ideal para quienes quieran disfrutar de la naturaleza mejor conservada, en especial con la observación de aves, pues desde el invierno más de 10.000 aves se concentran en este pequeño terreno, pudiéndose observar, entre otras, fragatas, pájaros bobos, cormoranes, golondrinas marinas, pelícanos café o garzas.

En el verano, cientos de tortugas carey, blancas y caguama llegan a sus playas a desovar. Y muy rica es también su flora: hay 84 especies identificadas, pero sin duda la más abundante es el manglar, que cubre el 70% de la superficie de la isla. En las aguas que la circundan se han ido descubriendo hasta 234 especies marinas, incluido el ya mencionado tiburón ballena y enormes rayas. En el arrecife de Ixlaché, próximo a la isla, además de la gran belleza colorista del coral, podemos observar cientos de organismos que se refugian en él. Curiosamente, la ausencia de agua dulce parece haber impedido la aparición de mamíferos en la isla.

En el periodo de septiembre a febrero, alrededor de 300 pescadores se aposentan en sus costas para realizar actividades pesqueras altamente reguladas. El resto del año permanece deshabitada.

Francisco Cenamor

The Fives blog Playa del Carmen

Publicidad: Visita a nuestro patrocinador: The Fives Resort & Private Residences

Subscripción al Blog The Fives

 

Isla Holbox, un destino alejado de Playa del Carmen, pero muy apetecible

isla-holbox.jpg

Isla Holbox es un lugar maravilloso para visitar. Aunque no está cerca de Playa del Carmen, pues está a unas cuatro horas por carretera, al menos en autobús. En van o alquilando un vehículo seguro que tardaremos menos.

En cualquier caso, si vamos en autobús deberemos ir hasta Cancún y, desde allí, en la Terminal Central, tomar un autobús de la empresa Mayab hasta Puerto Chiquilá para tomar el ferry. El autobús nos costará unos 8,50 euros ida y vuelta y tardará unas tres horas. El ferry desde Chiquilá a Isla Holbox cuesta cerca de 5 euros, ida y vuelta también, y tarda 20 minutos.

Pero sin duda, la mejor forma de ir, pudiendo permitírselo, es en aerotaxi. Según la página de Aerosaab, la compañía que presta este servicio, el precio por persona es de 334 euros más las tasas aeroportuarias, en charter. Esta misma compañía oferta un viaje de un día a Isla Holbox en avioneta, incluyendo comida y varias visitas por 196 euros por persona.

Pero lo que más merece la pena, al menos eso comentan en los foros los viajeros, es quedarse allí unos días para ver gran parte de sus maravillas. No hay demasiados hoteles por lo que conviene reservar.

Isla Holbox viene a significar en maya algo así como “hoyo negro”, por una laguna de agua oscura situada en el sur. Los mayas utilizaban esta isla para asentar campamentos para la pesca. Para tener más datos sobre la historia de esta isla os dejamos aquí un interesante enlace.

isla-holbox2.jpg

Como paraíso de la naturaleza no tiene precio, desde luego. Uno de los puntos de mayor interés es Isla Pájaros, una diminuta isla cercana, a 30 minutos en barco, donde en apenas sesenta metros cuadrados de largo podremos observar miles de pájaros, algunos de ellos en peligro de extinción. Es obligatorio, claro está, respetar las zonas marcadas para el tránsito y observar desde los puestos habilitados para ello.

Isla Pasión, a apenas 20 minutos, es la típica isla deshabitada en la que a todos nos gustaría perdernos, aunque siempre encontraremos algún que otro visitante por allí. Es la isla donde uno se imagina encontrar tesoros de piratas.

Y si de refugio de piratas se trata, visita obligada es la laguna de Yalahao o Yalahau, una sorprendente laguna de agua dulce entre la isla y la parte continental de Isla Holbox. Ni que decir tiene que podemos contratar la visita a estos tres espacios en un “todo incluido”.

Por la Isla de Holbox podemos ir por libre fácilmente, contratando bicicletas o carritos de golf; no olvidemos que apenas tiene 40 kilómetros de largo por 2 de ancho. Los más aventureros podrán encontrar playas de blanca arena completamente desiertas. Otra forma de visitar la isla es en lancha, y, con un poco de suerte, disfrutar del inigualable placer de nadar entre tiburones ballena. Buceo y snorkel también son habituales en estos recorridos.

A la parte continental de Isla Holbox se puede llegar sin problemas en van o coche alquilado desde Cancún. Allí también podemos visitar lugares de interés, como los restos arqueológicos de El Naranjal: nada menos que 50 edificios en apenas 2 kilómetros de maravillosas rutas ecológicas donde también el paseo concentrará nuestro interés. Algunas de las ruinas están actualmente en proceso de rehabilitación. Y más muchos más atractivos tiene esta parte continental, así que aquí os dejamos un enlace donde descubrirlos.

Una recomendación: no hay cajeros automáticos, por lo que conviene llevar dinero en metálico.

Francisco Cenamor

The Fives blog Playa del Carmen

Publicidad: Visita a nuestro patrocinador: The Fives Resort & Private Residences

Subscripción al Blog The Fives

 

Sian Ka’an, un “regalo del cielo” justo debajo de la Riviera Maya y a 80 kilómetros de Playa del Carmen

sian_kaan.jpg Si vamos a estar unos cuantos días en Playa del Carmen es casi obligatorio acercarse a uno de los parajes más impresionantes del mundo: la reserva de la biosfera de Sian Ka’an. Se encuentra a unos 80 kilómetros, pero se tarda cerca de dos horas en llegar a un punto del interior desde donde podemos iniciar rutas.

Desde luego los mayas supieron dar nombre a la perfección a este impresionante paraje. Sian Ka’an quiere decir “regalo del cielo” o “donde nace el cielo”. Son 120 kilómetros de costa, 650.000 hectáreas de selvas, ríos, cenotes y manglares. En 1985 fue declarado parque nacional y solo un año más tarde la UNESCO lo declaró reserva de la biosfera patrimonio de la humanidad.

En su interior podemos descubrir más de veinte zonas de yacimientos arqueológicos; algunos de los hallazgos tiene 2.300 años de antigüedad. Y aunque hay tres zonas de la reserva completamente restringidas para los visitantes es mucho lo que podemos ver.

sian-kaan-2.jpg
Es una importante zona de anidación de aves acuáticas. Más de 300 especies de aves viven o pasan por su interior. Precisamente en las visitas de varios días contemplar aves es una de las actividades más solicitadas. También habitan este paraíso más de cien especies de mamíferos.

Los hábitats con los que nos podemos encontrar también son muy variados: las playas, donde anidan hasta cuatro especies de tortugas en peligro de extinción; el segundo arrecife coralino más grande del mundo, con 110 kilómetros; las dunas costeras y los manglares, barreras naturales contra las inclemencias del tiempo y zonas de gran asentamiento de flora y fauna; una amplia red de túneles de agua dulce que unen cientos de cenotes; lagunas de agua dulce y salada con decenas de islotes; y como no, las selvas.

Los viajeros que se han acercado desaconsejan ir por libre pues al ser un lugar altamente protegido (y es mejor que así sea) está limitado el número de visitantes, por lo que podemos encontrarnos sin poder entrar después de la paliza de viaje.

Así que lo mejor es contratar alguna modalidad de visita. Desde algunos hoteles y algunas operadoras de Playa del Carmen ofrecen viajes de un día. No es mala solución pues suele incluir el transporte, la visita guiada en lancha por el interior de las selvas, comidas, bebidas y snorkel. Nos costará alrededor de 60 dólares (45 euros).

También disponen de promociones en las que podemos estar más de un día, durmiendo en cabañas ecológicas bien equipadas en las afueras de la reserva o en hoteles de alguna población cercana como Punta Allen. La opción de dormir dentro pasa por hacerlo en hamacas al aire libre o en tiendas de campaña, o alguna cabaña.

Mi recomendación en este caso es que contratéis con operadoras que se dediquen al ecoturismo, saben lo que se hacen a la hora de respetar la zona y por eso son autorizadas por las autoridades de la reserva. Para facilitaros la labor de búsqueda aquí os dejamos las direcciones de algunas operadoras locales de ecoturismo y organizaciones que ofertan actividades: EcoColors, Ecoturismo Yucatán, Amigos de Sian Ka’an, Centro Ecológico Sian Ka’an.

Desde luego, Sian Ka’an no es un lugar al que ir por ir, es un lugar para grandes amantes de la naturaleza y de las especies animales y vegetales, conscientes de la importancia de su conservación.

Francisco Cenamor

The Fives blog Playa del Carmen

Publicidad: Visita a nuestro patrocinador: The Fives Resort & Private Residences

 

Situada frente a Playa del Carmen, la isla de Cozumel es otro destino que no debemos dejar de visitar

cozumel.jpg

Para ir hasta la isla de Cozumel tan solo hay que acercarse al puerto, a la salida de los ferrys. Allí está, por ejemplo, la compañía Ultramar prestando su servicio los 365 días del año. Entre las seis de la mañana y las once de la noche ofertan doce ferrys; y para regresar a Playa del Carmen, otros doce entre las cinco de la mañana y las diez de la noche. 13 euros es el precio ida y vuelta de los adultos y 7 el de los niños entre 4 y 11 años. A lo que hay que añadir el 10% habitual en tasas al no estar incluidas en el boleto. La travesía, como nos indica desde allí Miguel Cuevas, dura 35 minutos aproximadamente.

También existe un servicio de taxi aéreo, siempre más cómodo pero también más caro, ofrecido por Aerosaab.

Como es habitual, en hoteles y agencias se pueden contratar viajes organizados, pero si se va por libre, lo más sencillo para moverse dentro de la isla es utilizar taxis. Como siempre, os aconsejamos consultar antes las tarifas.

En lengua maya Cozumel significa “tierra de golondrinas”. Durante la época de los mayas se trataba de una isla sagrada a la que se acudía en peregrinación. Allí, en diversos templos, se adoraba, fundamentalmente a la diosa Ixchel y al dios Kukulkán, una de las principales deidades mayas.

Pero también fue un enclave comercial importante que tenía relaciones con todos los puertos mayas. Su esplendor comercial coincidió con el auge de la ciudad Estado de Chichén Itzá.

En 1518 fue conquistada y saqueada por los españoles, pero años más tarde se restableció a los mayas su pertenencias. Fue uno de los primeros lugares conquistados por los españoles donde se implantó el mestizaje.

La principal ciudad de Cozumel durante el Imperio Maya se conoce actualmente con el nombre de San Gervasio. Al norte de la isla, es el principal punto de destino para los amantes de la arqueología y la historia. Se encuentra bastante bien habilitada para ser visitada, bajo supervisión del Instituto Nacional de Arqueología e Historia.

San Gervasio está compuesto de varios grupos arquitectónicos. Uno de ellos se conoce como Manitas, debido a las impresiones de manos humanas que se conservan en el interior del edificio principal. Hacia el oeste, encontramos el grupo conocido como El álamo, un nutrido grupo de residencias palaciegas y ceremoniales. En estos y en otros de los grupos que podemos visitar se encuentran construcciones mayas edificadas entre el año 700 y la llegada de los españoles.

En la actualidad la isla de Cozumel está muy bien dotada de servicios turísticos, e incluso goza de su propio Ayuntamiento.

El Parque Natural de Chankanaab está preparado como un parque temático de la naturaleza y son muchas las actividades que pueden realizarse en él: snorkel, buceo, paseos por la selva, descanso en las playas, baño con delfines… Y de estas mismas características, también podemos visitar el Parque Ecoturista de Punta Sur.

Todo lo relativo a precios y ofertas de los principales parques naturales y arqueológicos de Cozumel se encuentran en esta página.

Francisco Cenamor

The Fives blog Playa del Carmen

Publicidad: Visita a nuestro patrocinador: The Fives Resort & Private Residences

Subscripción al Blog The Fives

Akumal, muy cerca de Playa del Carmen, está considerado el lugar más tranquilo de la Riviera Maya

 

Solo 37 kilómetros separan a Playa del Carmen de la tranquila aldea de Akumal, un pequeño pueblo que hará las delicias de quienes quieran pasar uno o varios días de absoluta tranquilidad. Pertenece, al igual que Playa del Carmen, al Ayuntamiento de Solidaridad.

Podremos ir y venir en el día al encontrarse tan cerca de Playa del Carmen, pero si deseásemos quedarnos una noche o más, debemos reservar con tiempo, ya que, debido a las características ecológicas de la zona, no hay demasiadas construcciones, tan solo dos hoteles de grandes dimensiones y seis o siete hospedajes pequeños de casitas y cabañas.

Al estar protegida de manera natural por la isla de Cozumel y la barrera de coral situada justo enfrente, las aguas de las cuatro pequeñas bahías de Akumal (Media Luna, Turtle Bay, Akumal Sur y Bahía Príncipe) son sumamente tranquilas y están perfectamente dotadas para actividades acuáticas como el snorkel o el buceo. Su longitud es de apenas 5 kilómetros. Su nombre, en lengua maya, significa “tierra de tortugas” y precisamente eso, tortugas, veremos a cientos en nuestras inmersiones. Pero, cuidado, las tortugas han elegido este lugar desde hace miles de años para depositar sus huevos, depende de nosotros que sigan haciéndolo, así que deberemos respetar a estos tranquilos habitantes de Akumal haciendo caso de las indicaciones de las autoridades y los expertos que nos acompañen en las inmersiones. Las tortugas desovan en este lugar durante los meses de abril y mayo, y será en julio y agosto cuando podamos ver miles de pequeñas tortugas corriendo por las playas hacia el mar.

No en vano, en este paraíso podemos visitar el Centro Ecológico de Akumal, unas instalaciones de una organización no gubernamental que se dedica al estudio y protección de los sistemas marinos de la Riviera Maya, en especial las tortugas y los arrecifes. Allí se ofrecen visitas guiadas con snorkel o buceo por las bahías y también rutas ecológicas por la selva para llegar a cenotes donde también se podrá practicar la inmersión.

buceo-en-akumal.jpg Las cerca de doscientas entradas a cuevas que tiene Akumal, hace que este sea un destino privilegiado para quienes deseen practicar el buceo de exploración. Las cuevas son canales de agua dulce que nos sorprenderán por sus variadas formas y caprichosos diseños, así como por su interesante flora y fauna submarinas. Precisamente fue un club de buceo el que puso de moda, ya en los años sesenta, las visitas a este bello paraje.

En las selvas de alrededor se pueden encontrar vestigios arqueológicos menores, dentro de la impresionante riqueza arqueológica de la Riviera Maya, pero no están preparados para su exposición a los visitantes y son de difícil acceso.

Akumal se encuentra al sur de Playa del Carmen por la carretera 307. Las formas de llegar son las habituales que hemos comentado en otras ocasiones. La más barata, claro, el autobús, desde la estación de la Quinta Avenida o la que está junto al lugar de salida de los ferrys. Van, taxi o alquiler de coches son otras de las alternativas. Y desde hoteles y agencias podemos contratar viajes organizados. También desde el puerto hay salidas de barcos que recorren estos parajes.

Francisco Cenamor

The Fives blog Playa del Carmen

Publicidad: Visita a nuestro patrocinador: The Fives Resort & Private Residences

 

Cobá, a 100 kilómetros de Playa del Carmen: un nuevo centro arqueológico para visitar

coba.jpg La primera noticia que se tiene del descubrimiento de las ruinas de la ciudad maya de Cobá data de 1842. A partir de ahí crecería el interés por los investigadores que fueron rescatando poco a poco sus maravillas. Actualmente es uno más grandes centros arqueológicos que podemos visitar en la Península del Yucatán.

Cobá se encuentra a tan solo 100 kilómetros de Playa del Carmen por lo que no es difícil acercarse hasta allí. Las formas de ir son las habituales: van, taxi o autobús desde la estación de Quinta Avenida, o alquiler de un vehículo. También existen visitas de todo incluido organizadas por hoteles y agencias. Una vez en Playa del Carmen no nos será muy difícil acercarnos. Y el precio de entrada es de 45 pesos (unos 3 euros).

Cobá en lengua maya quiere decir “lugar de aguas turbias”. Está al oeste de Tulum por lo que es una buena excusa para acercarnos por allí un par de días y visitar ambas zonas haciendo noche en la Tulum moderna.

Quizá sea una de las ciudades mayas que más pronto empezaron a llegar a su máximo esplendor. Hay vestigios de que ya entre el año 200 y el 600 esta ciudad Estado ejercía su influencia sobre toda la parte norte de la actual Península del Yucatán, y ello debido a su localización, cruce de innumerables caminos comerciales. Llegando su control a algunos puertos comerciales como el de Xel-Há. Fruto de esta amplia red de relaciones es el que actualmente podamos disfrutar de restos pictóricos en Cobá de claras influencias teotihuacanas, procedentes del centro de México.

Pero esta supremacía de Cobá empezaría a verse ensombrecida por el auge en la zona de Chichén Itzá. De una primera fase de enfrentamiento, se pasó, desde el año 900 o 1000, a la supremacía de esta última ciudad maya, tras años de disputas territoriales y comerciales entre ambas. A la llegada de los españoles, la ciudad de Cobá estaba ya deshabitada.

Las sucesivas necesidades de la ciudad a lo largo de su historia nos han legado un cúmulo de zonas diferenciadas tanto cronológicamente como por funcionalidad, hasta alcanzar un perímetro de 70 kilómetros cuadrados plagado de restos arqueológicos. No todas las zonas descubiertas se pueden visitar, debido en parte al deterioro y en parte a que los descubrimientos son recientes y aún falta por investigar.

El llamado Grupo Cobá, que comienza la visita, está formado por casas residenciales y palaciegas. Lo más notable es un edificio dedicado al culto, que en la zona llaman la “Iglesia”, que mide 25 metros de altura.

Otro grupo que podemos visitar es el de Nohoch Mul, más antiguo que el anterior, y que nos sorprende por la altura de sus edificios, sobre todo con uno de los más altos de los encontrados en las distintas ciudades mayas, también llamado Nohoch Mul (en maya “gran montículo”): el basamento inferior más el templo superior tienen alrededor de 42 metros de altura.

Se pueden visitar, además, otros dos grupos: el Grupo de las Pinturas, en alusión a algunos restos de pinturas murales que todavía se conservan dentro de algunos edificios; y el de Macanxoc, donde lo más llamativo son las estelas conmemorativas de hechos protagonizados por algunas reinas que gobernaron Cobá.

La visita a Cobá tiene un aliciente añadido y es que todos los edificios se encuentran en medio de las frondosas selvas, donde podremos deleitarnos con las maravillas de su flora y fauna.

Francisco Cenamor

The Fives blog Playa del Carmen

Publicidad: Visita a nuestro patrocinador: The Fives Resort & Private Residences

 

Tulum, una maravilla arqueológica y ecológica en el sur de la Riviera Maya

tulum.jpg A unos 60 kilómetros de Playa del Carmen nos encontramos con la ciudad, antigua y moderna, de Tulum.

Si alquilamos un vehículo para ir por libre es conveniente saber que la carretera 307 pasa justo por medio de la ciudad moderna. Llegar allí en taxi desde Playa del Carmen nos puede salir por unos 294 pesos mexicanos (19 euros). En la estación de autobuses de la Quinta Avenida dispondremos de una línea que efectúa salidas cada media hora hacia Tulum y nos costará 29 pesos tan solo (2 euros); en autobús el trayecto es de hora y media. También desde algunos hoteles o agencias de viaje de Playa del Carmen se ofrecen trayectos en van o visitas con todo incluido, actividad que podremos contratar cuando ya estemos allí.

La ciudad antigua puede visitarse cualquier día de la semana durante todo el año de 8 de la mañana a 5 de la tarde. La entrada cuesta 45 pesos (3 euros). Dispone en sus alrededores de aparcamiento y servicios sanitarios.

La moderna ciudad de Tulum dispone de todos los servicios necesarios y si deseamos estar por la zona más de un día dispone de muchas plazas hoteleras, así como cabañas. Una de las peculiaridades de esta zona turística, en donde le dan cierta importancia a la conservación del medio, es que la energía que utilizan proviene de centrales solares y eólicas.

Respecto a la antigua ciudad de Tulum sabemos que su nombre es reciente y en lengua maya quiere decir “cerco o muralla”. Mientras estuvo habitada se llamó Zama, “amanecer”. La llegada a las ruinas es impresionante pues se encuentran en lo alto de un acantilado que domina el Mar Caribe (desde donde, precisamente, se ve el amanecer) y los restos arqueológicos que se han descubierto se extiende seis kilómetros por la costa.

Aunque algunos hallazgos, como el de una estela que fecha acontecimientos en el año 565 (Periodo Clásico de la Historia maya), nos hablan de una zona habitada hace muchos años, las investigaciones más recientes afirman que no fue hasta el Periodo Tardío (1200-1521) que esta ciudad consiguió su esplendor, momento en el que debió estar densamente poblada. Aunque también podremos visitar algunos edificios con caracteres arquitectónicos del Periodo Clásico.

La parte central de esta antigua ciudad está protegida por una muralla en la que se encuentran restos de edificios públicos administrativos y religiosos. Fuera de esta zona amurallada se encontraban las casas de residencia de estos antiguos mayas.

En su época de máximo esplendor, Tulum era un importante puerto maya que se dedicaba a comercializar por toda la Riviera productos del interior y de la costa. Incluso, algunos restos arqueológicos encontrados recientemente muestran como este puerto estaría comerciando con zonas más distantes, como las situadas en la actual Guatemala o la altiplanicie mexicana.

También tuvo mucha importancia religiosa, ya que los dioses mayas tenían una gran relación con los astros y Zama-Tulum era un lugar privilegiado desde donde observarlos.

Tulum funcionó como una ciudad Estado independiente hasta la llegada de los españoles, momento en el que fue abandonada por sus habitantes, huyendo de los nuevos invasores.

Francisco Cenamor

The Fives blog Playa del Carmen

Publicidad: Visita a nuestro patrocinador: The Fives Resort & Private Residences