Cobá, a 100 kilómetros de Playa del Carmen: un nuevo centro arqueológico para visitar

coba.jpg La primera noticia que se tiene del descubrimiento de las ruinas de la ciudad maya de Cobá data de 1842. A partir de ahí crecería el interés por los investigadores que fueron rescatando poco a poco sus maravillas. Actualmente es uno más grandes centros arqueológicos que podemos visitar en la Península del Yucatán.

Cobá se encuentra a tan solo 100 kilómetros de Playa del Carmen por lo que no es difícil acercarse hasta allí. Las formas de ir son las habituales: van, taxi o autobús desde la estación de Quinta Avenida, o alquiler de un vehículo. También existen visitas de todo incluido organizadas por hoteles y agencias. Una vez en Playa del Carmen no nos será muy difícil acercarnos. Y el precio de entrada es de 45 pesos (unos 3 euros).

Cobá en lengua maya quiere decir “lugar de aguas turbias”. Está al oeste de Tulum por lo que es una buena excusa para acercarnos por allí un par de días y visitar ambas zonas haciendo noche en la Tulum moderna.

Quizá sea una de las ciudades mayas que más pronto empezaron a llegar a su máximo esplendor. Hay vestigios de que ya entre el año 200 y el 600 esta ciudad Estado ejercía su influencia sobre toda la parte norte de la actual Península del Yucatán, y ello debido a su localización, cruce de innumerables caminos comerciales. Llegando su control a algunos puertos comerciales como el de Xel-Há. Fruto de esta amplia red de relaciones es el que actualmente podamos disfrutar de restos pictóricos en Cobá de claras influencias teotihuacanas, procedentes del centro de México.

Pero esta supremacía de Cobá empezaría a verse ensombrecida por el auge en la zona de Chichén Itzá. De una primera fase de enfrentamiento, se pasó, desde el año 900 o 1000, a la supremacía de esta última ciudad maya, tras años de disputas territoriales y comerciales entre ambas. A la llegada de los españoles, la ciudad de Cobá estaba ya deshabitada.

Las sucesivas necesidades de la ciudad a lo largo de su historia nos han legado un cúmulo de zonas diferenciadas tanto cronológicamente como por funcionalidad, hasta alcanzar un perímetro de 70 kilómetros cuadrados plagado de restos arqueológicos. No todas las zonas descubiertas se pueden visitar, debido en parte al deterioro y en parte a que los descubrimientos son recientes y aún falta por investigar.

El llamado Grupo Cobá, que comienza la visita, está formado por casas residenciales y palaciegas. Lo más notable es un edificio dedicado al culto, que en la zona llaman la “Iglesia”, que mide 25 metros de altura.

Otro grupo que podemos visitar es el de Nohoch Mul, más antiguo que el anterior, y que nos sorprende por la altura de sus edificios, sobre todo con uno de los más altos de los encontrados en las distintas ciudades mayas, también llamado Nohoch Mul (en maya “gran montículo”): el basamento inferior más el templo superior tienen alrededor de 42 metros de altura.

Se pueden visitar, además, otros dos grupos: el Grupo de las Pinturas, en alusión a algunos restos de pinturas murales que todavía se conservan dentro de algunos edificios; y el de Macanxoc, donde lo más llamativo son las estelas conmemorativas de hechos protagonizados por algunas reinas que gobernaron Cobá.

La visita a Cobá tiene un aliciente añadido y es que todos los edificios se encuentran en medio de las frondosas selvas, donde podremos deleitarnos con las maravillas de su flora y fauna.

Francisco Cenamor

The Fives blog Playa del Carmen

Publicidad: Visita a nuestro patrocinador: The Fives Resort & Private Residences

 

Anuncios

3 Respuestas a “Cobá, a 100 kilómetros de Playa del Carmen: un nuevo centro arqueológico para visitar

  1. Pingback: Periodo Clásico: esplendor del mundo maya « The Fives Blog Playa del Carmen - Viajar y disfrutar en la Riviera Maya

  2. Pingback: Ek Balam, la ciudad de ‘Jaguar Negro’ en Yucatán: una constante sorpresa para investigadores y visitantes « The Fives Blog Playa del Carmen - Viajar y disfrutar en la Riviera Maya

  3. Visitar Cobá fue una experiencia fantástica. Se puede subir hasta la cima de la pirámide y observar toda la zona selvática que la rodea. Ahora, si bien en el centro de la escalada hay una soga, hay partes resbaladizas al subir y al bajar que espero que no traiga complicaciones para los turistas. Pienso que debería haber más control al subir ya que he visto gente que afortunadamente se resbaló pero al tropezar con otro turista no pasó nada. Que no suceda lo mismo que pasó con la turista alemana en Chichén Itzá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s